¿Cuáles son las diferencias entre el inglés americano y el inglés británico?

Por supuesto, el inglés es el idioma que la gente habla predominantemente en América y el Reino Unido, así como en otros países del mundo. Pero hay algunas distinciones entre el inglés del Reino Unido y el de los Estados Unidos. La historia de estas diferencias, cómo y por qué surgieron, y lo que significa hoy en día son todos temas interesantes para profundizar.

Hay diferencias, pero las similitudes son más importantes en muchos sentidos. Los dos idiomas son casi idénticos en la mayoría de los sentidos lingüísticos. La mayoría de las diferencias se dan a nivel de vocabulario, a diferencia de muchas de las otras posibles subdivisiones del lenguaje. Esto es algo de lo que puedes aprender más, así como muchas otras cosas, leyendo ahora.

Tienen la misma morfología y sintaxis

La morfología se refiere a la subdivisión de la gramática que se centra en cómo se forman y estructuran internamente las palabras.

Puede sonar un poco complicado, pero es bastante simple cuando se llega a él.

En relación con las diferencias entre el inglés del Reino Unido y el de los Estados Unidos, esto es importante. Eso es porque no hay diferencias a nivel de morfología entre los dos idiomas. Y eso sólo demuestra lo similares que son.

Parece obvio, pero es algo importante que hay que señalar.

Lo mismo se aplica a la sintaxis.

Tampoco hay diferencias allí, y la sintaxis es uno de los aspectos más importantes del lenguaje. La sintaxis se refiere a la disposición de las palabras en frases y oraciones. En América e Inglaterra, nuestros idiomas usan la sintaxis exactamente de la misma manera, sin excepciones reales de las que hablar.

El número de diferencias es más limitado de lo que pensamos

El número real de diferencias entre el inglés del Reino Unido y el de los Estados Unidos es muy pequeño.

Algunas personas creen que en realidad hay sólo unos pocos cientos de diferencias, que no son muchas si se considera el número de palabras del idioma en su conjunto.

Es muy fácil centrarse en todas esas diferencias, pero el número de ellas es mínimo en comparación con todas las cosas que son iguales.

Es importante no perder de vista eso si se está llevando a cabo una comparación.

Sin embargo, es comprensible que la gente encuentre irritante escuchar palabras que se destacan como diferentes.

Las variaciones se acentúan cuando casi todo lo demás suena igual.

Cuando escuchas a alguien hablar en español y no entiendes el español, no hay razón para que te agarres a ello.

Pero si una persona del Reino Unido escucha hablar a una persona americana, el 99,9% de lo que se dice le resultará familiar, así que la pequeña cantidad que no lo es tiende a captar la atención del oyente.

Las diferencias son predecibles, lo que significa que la comunicación apenas se ve afectada

Una de las cosas que están muy claras para cualquiera que esté familiarizado con cualquiera de estos idiomas es que son diferentes pero no tan diferentes como para que se vuelva confuso.

La gran mayoría de las diferencias que se experimentan entre los idiomas son predecibles. Eso significa que puedes entender lo que se dice y el mensaje que se transmite a través del lenguaje, incluso si no estás familiarizado con las variaciones geográficas.

Lo que esto significa es que la comunicación sigue siendo simple y fácil.

Esto siempre ha sido así.

Como se ha mencionado anteriormente, todo se reduce a un simple vocabulario, que en realidad no es tan vital en términos de las partes constituyentes de los idiomas y cómo se forman y utilizan. Eso es especialmente cierto en las diferencias entre el inglés del Reino Unido y el de los EE.UU. porque las diferencias son muy pequeñas.

La previsibilidad de las variaciones se ve reforzada por las palabras que rodean una frase y que normalmente son las mismas, incluso si una palabra destaca como única en uno u otro idioma.

Ambos toman prestadas palabras de diferentes idiomas

También es importante recordar que tanto el inglés de EE.UU. como el del Reino Unido tienen sus raíces, en parte, en otros idiomas.

Ambos usan palabras que son prestadas de otros idiomas. Con el tiempo, estas palabras se incorporan en el discurso cotidiano, y se ven como el inglés, incluso si se derivan de otro idioma por completo. Los nombres de los alimentos son comúnmente tomados de otros idiomas a medida que se abren camino a través del mundo.

Sin embargo, las fuentes de estas nuevas palabras de otros idiomas no son siempre las mismas.

Por ejemplo, en América, es mucho más común que las palabras en español se abran camino en el idioma. Eso se debe a que EE.UU. está cerca de América Latina, donde el español es uno de los idiomas predominantes. Significa que palabras como “cilantro” se han abierto camino en el idioma. Por otro lado, las palabras francesas son más comunes en el inglés del Reino Unido.

Es interesante cómo se desarrolla esto y la diferencia que hace.

Dejar caer palabras de las frases es más común en nuestro inglés

Es fácil levantar una ceja cuando lo oyes si no estás acostumbrado.

Sin embargo, como la mayoría de las diferencias mencionadas anteriormente, no causa ningún problema a nivel de comunicación. Incluso cuando los americanos eliminan palabras de las frases, su significado permanece intacto para aquellos que sólo están familiarizados con el inglés británico.

Hay muchos casos en los que esto ocurre, y rara vez hay confusión en cuanto al significado.

Un ejemplo de una palabra que se deja caer es en una frase como “La escribiré”.

En inglés de EE.UU., esto es normal, pero en inglés del Reino Unido, la frase sería “Le escribiré”. La palabra se elimina, pero el significado es el mismo, y es lo suficientemente familiar para que no haya confusión en cuanto a lo que significa la frase.

No está claro cómo surgió esta distinción en el inglés de los EE.UU., pero ahora está firmemente establecida.

Como puede ver, hay claras diferencias entre el inglés del Reino Unido y el inglés de los EE.UU., pero tienen mucho más en común.

El limitado número de diferencias que existen son todas fáciles de superar y entender.

No hay otro idioma que esté tan cerca de ninguno como lo están el uno del otro. Es importante recordar eso.

Tome clases de inglés con nuestros profesores británicos y americanos para que se sienta más cómodo con los acentos y los slangs.

Cómo preparar el examen b2 cambridge en 9 meses

Cómo preparar el examen b2 cambridge en 9 meses

Cómo preparar el examen b2 cambridge en 9 meses

¿Vas a hacer el examen de inglés B2 First (FCE) de Cambridge, o quizás planeas prepararte para uno de los exámenes de idiomas importantes el año que viene?

Hay mucho que recordar y pensar antes del examen. El siguiente planificador de aprendizaje te ayudará a organizar y planificar tu tiempo para prepararte lo mejor posible para el examen de inglés de Cambridge.

Cambridge English B2 First está diseñado para personas con un nivel intermedio de inglés – B2 según el Marco Común Europeo de Referencia (MCER).
El certificado B2 First es reconocido en todo el mundo por miles de empleadores, así como por universidades y colegios, como prueba de que puedes utilizar el inglés cotidiano en el habla y la escritura en el trabajo o mientras estudias.

El índice

  1. 9 meses antes del examen FCE
  2. 6 meses antes del examen FCE
  3. 3 meses antes del examen FCE
  4. 1 mes antes del examen FCE
  5. 1 día antes del examen FCE
  6. El día del examen

9 meses antes del examen FCE

Con un buen control del inglés, comienzas tu último año de preparación para el examen de Cambridge English B2 First (FCE). Trabaja con constancia, estudia a conciencia y sobre todo, ¡diviértete! 🙂

¡Desarrollar buenos hábitos de aprendizaje desde el principio!

Cree listas de vocabulario en su cuaderno que incluyan los orígenes de las palabras, las oposiciones, las colocaciones, las frases útiles, etc. Anote cualquier formación de palabras que le resulte difícil de recordar.

Lee mucho en inglés!

Hacer dos clases de preparación de exámenes cada semana con nuestros profesores ingles.

Selecciona libros de diferentes niveles. Lea artículos en periódicos y revistas y textos informativos como sitios turísticos o enciclopedias online.

Utiliza los recursos que te ofrece Internet y utiliza nuestra página web y plataforma de preparación que publica directrices y consejos para los exámenes.

Utilice sitios web donde pueda escuchar conversaciones interesantes en inglés para desarrollar aún más sus habilidades de escucha.

6 meses antes del examen FCE

Empieza revisando lo que has aprendido en Internet en los últimos 3 meses.

Las repeticiones diarias son necesarias para aprender a trabajar. No tiene sentido dejarlo en el último minuto. Cuanto más a menudo aprendas nuevo vocabulario o frases, más probable es que se graben en tu memoria.

Revise su trabajo escrito en inglés. ¿Construye el contenido al máximo con el vocabulario recién adquirido?

3 meses antes del examen FCE

Debes tener un conocimiento y comprensión amplios de cómo son las tareas del examen de inglés B2 First (FCE) de Cambridge y cuáles son sus requisitos.

Revisa tu vocabulario y lista de palabras, destacando cualquier elemento que requiera atención especial. Tómate el mayor tiempo posible para mejorar tu habla y tu comprensión del inglés.

Cada vez que hagas una tarea de examen, anota el tiempo para asegurarte de que puedes completarla dentro del tiempo establecido.

Una de las formas más efectivas de prepararse para los exámenes es practicar con las versiones antiguas de los mismos.

1 mes antes del examen FCE

Después de tantos ejercicios y preparativos para el examen, ya debería sentirse seguro de sus conocimientos, su lenguaje y su capacidad para manejar con éxito los exámenes de inglés de la Evaluación de Cambridge.

Ya sabes que las frases léxicas (verbos compuestos, expresiones preposicionales, etc.) son una gran parte del aprendizaje del inglés.

Revisa todas las frases escritas, apréndelas y resalta las que te resulten más difíciles de recordar.

Haz un examen de prueba en un entorno de examen, ya sea en la escuela de idiomas o en casa en caso de que estudies y te prepares para el examen de Cambridge por tu cuenta.

Investiga cómo te enfrentas al tiempo de cada tarea, el número de palabras utilizadas, etc.

1 día antes del examen FCE

En esta etapa, repase rápidamente sus notas más importantes, los elementos destacados en su vocabulario y expresiones, y otras áreas importantes. No intente aprender nuevos conocimientos que no haya dominado antes.

Este es el momento de decir “Basta” y descansar bien antes del examen.

¡Tu cerebro no puede trabajar eficazmente después de cinco horas de sueño!

El día del examen

Asegúrate de llevar tu identificación al centro de exámenes en Madrid o Barcelona. Debe ser un documento con una foto en el original, no una copia.

También necesitará un bolígrafo, un lápiz HB o B y una goma de borrar.

Debes sentirte seguro sabiendo que te has preparado para el examen lo mejor posible.

Habrá un reloj en la sala de examen, pero aún así ponte el reloj y si es posible mide el tiempo de cada parte del examen con mucho cuidado. No habrá mucho tiempo que perder, así que es importante saber exactamente cuánto tiempo le queda.

Intenta no exceder el tiempo de cada parte.

Conteste todas las preguntas del examen ya que puede que no tenga tiempo de comprobar sus respuestas al final. Sin embargo, lo ideal es que planifiques el tiempo del examen para comprobar tus respuestas al final de cada parte y poder cambiarlas si es necesario.

Buena suerte!